11 de septiembre de 2017

Doce revoluciones

Somos lo imposible, lo que no puede ser. Somos eso que la ciencia no explica, pero somos.
Somos ese número que no se suma, que no se encuentra. El que sabe que existe porque existe, pero nadie lo descifra.
Somos esas cuatro de cuatro, de las que brotan otras ocho de ocho. Doce totales. Doce de doce, parece mucho más que un año que se completa.
Un clan, el de ellas, que hace rato me han convidado a integrarlo. Un clan que es imposible, porque imposible dicen los números que es serlo tanto.
Doce mujeres de un linaje de doce. Doce, número imposible dice la ciencia que ya se rinde.
Milagroso, imagino que diría la devota persona que esto leyera; porque un milagro es para los dioses todo aquello que siendo imposible igualmente sea.
Pero aquello que no se explica, ellas, las doce de doce lo explican en los toques de magia, en energías que fluyen, o en los destinos que, por propio libre albedrío, puro clan de mujeres quieren que esto sea.
Llega ella, quien el clan redondea. Círculo de doce, doce guerreras, brujas hechiceras, mujeres de fuerza tierra.

Cuatro hermanas que paren mujeres. Doce revoluciones que son mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario